jueves, 11 de enero de 2018

Alas para Tina


El pasado diciembre hice varias entregas de Alas. Me encanta recibir testimonios y vivencias para compartir la alegría de vivir de esta maravillosa herramienta de perspectiva, mágia, poder y protección.
Gracias Tina por contribuir, correo enviado el 11 de enero 2018:


Las alas han llegado a mi vida recorriendo un camino que ha ido viniendo rodado, una ruta fácil, como caminar sintiendo que el sol y la brisa fresca me guiaban, en este camino encontré a CarmenMalvi (guía y compañera que con su compartir desde la coherencia y la conexión ayuda a descubrir los caminos de “baldosas amarillas” dispuestos para cada una de nosotras).
El primer paso fue tomar contacto con ese camino a través del teatro consciente, esa semilla fue germinando lenta y serena, acercándome al deseo y la intención de regalarme mis alas.  Pasaron 3 años hasta que osé ponerme en contacto con CarmenMalvi para encargarle unas alas, unas alas “normalitas” no sentía yo que necesitara más. Durante el proceso de organizarnos para la entrega estas alas apareció en mi campo el curso de “Activación de Alas” y decidí apuntarme.
El primer día de taller se suponía que iba a recibir mis alas, cuando iba de camino hacia allí pensé “sí CarmenMalvi no las trae hoy, voy a atreverme a encargarle unas alas personales”, y así fue, ese día no llegaron las alas de colección encargadas y se materializó una baldosa más hacia mis alas personales.
El taller me “enganchó”. Me enganchó: “lo fácil que es… que parece mentira”, “la inocencia es atrevida”, “la curiosidad sustituye totalmente al juicio”, atreverme a jugar y desde el juego observar y observarme sin juicio, bucear en las palabras desenmascarándolas y reprogramando su contenido, descubrir cómo los planos espiritual, mental, emocional y físico intervienen en mis momentos de conflicto y en mis momentos de gozo… un montón de “baldosas amarillas” para recorrer y co-crear una vida mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario