viernes, 6 de septiembre de 2013

LA LUZ DE LAS EMOCIONES

Tarjeta personal que acompañaba a sus Alas


Hace unos días envié sus ala a Ernestina Chico. Cuando las doy por terminadas, suelo llamar a la persona para contarle el proceso de creación que he vivido con ellas y contrastar la información recibida durante el mismo, y sucedió de nuevo... las sincronias... las resonancias.
Le hablé de como las pinceladas se paseaban por el papel con resistencía a definirse, después de algunas horas fueron tomando forma de ondas llenas de sensaciones acuosas, que se mostraron en tonos azules, verdes y lilas... (las emociones en transformación).
Una vez finalizado el dibujo manual, cada vez que abría el archivo fotográfico (necesario para la impresión en tela) me pedian luz, más luz... y las fuí aclarando, dando brillo, hasta sentir que el proceso había finalizado.
Sus alas estaban completas.
Al relatarle esto, ella se emocionó y me compartió que justo el día anterior había finalizado un curso en el que trabajó su miedo al agua y que su petición en la meditación había sido de luz, más luz para su vida.
Me envía algunas fotos para ilustrar este testimonío que generosamente comparte a través de mis palabras.


 Hola Malvi...  ¡¡Uhha!! ...
las contemplé,  acaricié... salí a la terraza y sentí en ellas la carica del Aire,   la Luz del Sol y después de este gran baño de los elementos sagrados de la Naturaleza, las rodeé en mi cuello... jugué con ellas y  están conmigo,  sobre mi cama.... en Mi.



GRACIAS
GRACIAS       
GRACIAS.



Recibe mi abrazo alado.
Ernestina.


1 comentario: