domingo, 11 de septiembre de 2011

ATREVETE A PONERTE LAS ALAS....














Maiteresa Mandalita con sus alas
                             
Mi página
Mi blog


Aunque he tardado en ver este estupendo blog, seguro que éste es el momento perfecto.

Respecto a mis alas, sus efectos empezaban a atisbarse aún antes de tenerlas conmigo, mientras tú bendita hacedora, las andabas preparando tomándote el tiempo conveniente, sin que ni en ti ni en mi surgiera la impaciencia del niño del cuento...

Desde que las tengo y sobre todo, desde que me voy atreviendo a usarlas -con y sin motivo, pues no hacen falta motivos, basta con tener ganas- los efectos se engrandecen...
Creo que cuando nos atrevemos a ponernos las alas, esto produce en cada quien lo que necesita, a veces a unas personas, protección y otras veces a otras personas, ligereza, aliento y estímulo... este es por ejemplo mi caso. 
Las alas me ayudan a creer en mi, a valorarme y también me dan impulso en mi tarea de atreverme a crear mandalas personalizados y cobrar por ello e incluso ofrecer talleres para que otras personas descubran los mandalas. 
Todo esto empezó a arrancar desde el mismísimo momento en que me atreví a pedir mis alas... y se acentúa desde que las tengo y se engrandece cada vez que me las pongo. Gracias Hacedora! Gracias Universo!
Maiteresa Mandalita