jueves, 14 de julio de 2011

EL ORÁCULO DE LAS ALAS


En unos días cumpliré un año como ser alado. Las alas me llegaron en mi 34 cumpleaños biológico. Cuántas cosas han venido junto con las alas. Estabilidad, amor incondicional, belleza, feminidad, alegría, apertura, presencia, consciencia, paz, creatividad, aceptación…. Y la maternidad! Estoy embarazada de 5 meses y medio.
Llevo una luz dentro, una nueva vida, un milagro.
A los tres meses supimos que es un niño. Dos meses después nos hizo llegar a través de las alas el nombre que quería. Os cuento:

Jose, (el padre) y yo, estuvimos un tiempo observando los nombres que nos llegaban hasta que claramente nos decantamos por dos, Hugo y Eloy,  y ahí se estancó la decisión, hasta que una mañana de sol, escribí en un folio Hugo, en otro Eloy, me puse las alas y me senté en el prao fuera de mi casa. Estuve meditando. Después me senté sobre uno de los folios doblados con un nombre sin saber cuál de ellos era. Sentía paz.
Después me senté sobre el otro. El estómago se me revolvió hasta que salí del folio. Decidí ponerme de pie. Sobre el primero de ellos me sentía cómoda, estable. Sobre el segundo perdía el equilibrio con facilidad. Me costaba mantenerme de pie quieta,  sin moverme.
Abrí los folios y Hugo es el nombre elegido por mi hijo.
Volví a repetirlo y me encontré con las mismas sensaciones.
Gracias Hugo por elegirnos como padres.

Hace un par de fines de semana o tres, tuve el placer de coincidir con Malvi en Gijón y le conte esto, ella me pidió que lo escribiera para compartirlo.
Gracias hacedora de alas.

Un beso alado.

Laura

No hay comentarios:

Publicar un comentario