viernes, 20 de mayo de 2011

ACTIVACION CON ALAS

 


Había tenido un día agotador, sin entrar en casa pero decidi tomar algo con mis amigos en una terraza de Gijón, como un acto de sentir la luna llena en buena compañía.... estaba encogida, cansada.. de pronto una amiga sacó sus alas y un chal alado y me dijo ¿damos una vuelta a la manzana? me levanté de la silla diciendo ¡Siiii! me aligeré de la chaqueta, el chal... abrí las alas y sentí como se abría mi pecho, mi corazón.... revoloteamos por las calles de noche, las dos. 






La alegría y la energía volvieron a mi ser, me volvieron a conectar, fue buenísimo.... al regresar al mismo lugar di abrazos alados a gente que ni conocía, todos me sonreían entre sorprendidos y encantados. 

Nosotras nos sentíamos recargadas, libres, más ligeras, felices... ya habiamos conectado con la luna, con la vida... con la alegría.



 En el suelo parada... ya era un duende.....





Un beso alado: Áurea.



1 comentario:

  1. eres una artista, tus alas están llenas de magia y ver a la maravillosas Áurea con ellas me recuerda momentos de danzas y alas compartidos, un abrazo

    ResponderEliminar