jueves, 14 de octubre de 2010

SENTADA EN UNA NUBE



-Nena, ¿qué haces ahí, sola, mirando las musarañas?
-No hago nada, mamá. Estoy soñando.
-Anda, baja de la nube. No sé que pasará contigo cuando seas mayor, si no maduras un poco.
Pronto aprendí que ser mayor no era lo más conveniente para seguir con los sueños, así que puse todo el empeño en permanecer niña a pesar del tiempo. Una niña, eso sí, obediente y temerosa de la realidad a la que pertenecía y que, sin embargo, le era ajena.
Fui una niña uniformada de colegio de monjas,  donde ser igual a las demás era lo mejor y donde te enseñaban a contener en los momentos precisos. Contener la risa, contener la lengua, contener las carreras en el recreo, contener el cuerpo. Te acostumbras al uniforme gris y azul marino, y ya no te lo quitas casi nunca, porque con él te cubres y los demás aceptan lo que ven de ti y no te molestan para saber qué hay en ti.
Cada vez más tiempo sentada en mi nube, observando mi otra vida, donde río poco, hablo poco, me esconde detrás del flequillo, y siento mucho. Pero ya no quiero actuar como alguien espera, sólo deseo saltar de la nube para volar alta y segura.

Unadesatada.

martes, 5 de octubre de 2010

CORAZON ARCOIRIS




Ahora puedo verlo todo desde arriba... El laberinto con su hermosa figura. Mi Ser se inclina ante ésa Inteligencia Universal y ante su magnificiencia absoluta que me ha guiado y proporcionado esta deliciosa cena.

Recuerdo aquella noche en la que se me presento lo Absoluto. La Eternidad fragante con su estela dorada tejiendo los hilos del tiempo y del espacio...

Me asomo a su Ventana para hacerme Consciente de ser parte suya, como cada ser, cada partícula...
Y en esa enorme e infinita tela, unidos, entrelazados y tejidos todos...

Comprendidas las constelaciones, los universos, las estrellas y todos nosotros...
Toda la existencia bailando en un Orden absoluto, recreándose a Sí misma.
Con que Amor, con que Paciencia me has acompañado...
Me has dejado a mí, que fuera yo, la que paso a paso lo descubriera... me hiciera Consciente.

Tanto Amor para mirarme desde arriba Padre-Madre, cuidándome, haciéndome Libre,  sonriéndome para hacerme más abundante, más rica. Aceptándome y amándome a cada paso, dándome fuerzas, susurrándome, alentándome... Hablándome con colores, poniendo flechas en mi camino.

Mi corazón es Tuyo porque pertenezco a Tí.
Ser de tu familia Es lo más Grande. Saber quien Soy el legado de los dioses...

Mis alas se despliegan al Sol de Tú Grandeza, porque el Amor es la fuerza que te impulsa y te mueve... Esa Energía me da todo lo que tengo, todo lo que quiero, todo lo que Soy.

No sé cómo agradecerte... Por favor recibe...
Inclino mi cabeza, todo mi Ser, en reconocimiento de quien Soy, ante Ti, cómo llamarte..?
Nunca pude imaginar que me ungieras la frente... 
Que me Amaras como lo haces...

No me des nada más porque nada más quiero...
Entregarme a Ti, mi deseo más profundo. Sumergirme en lo que Eres, mi mayor grandeza.

Sí quiero Padre-Madre.
Sí quiero.

Texto de María De Los Olivos, IRISHADA