martes, 15 de diciembre de 2009

HISTORIAS DE UN MANDALA


Corre el mes de setiembre de 2007 y tiene lugar el III encuentro del Agua en Ourense (Galicia-Spain)

En el lugar de acampada, Malvi pierde un pendiente junto a la fuente y el universo permite que sea yo quien lo encuentre...
Como ella es hacedora de alas y yo de mandalas le propongo un trueque: alas por mandala.
Yo pido al Ser Superior canalizar las formas y colores para plasmar a través de mis manos su mandala personal y ella de modo similar crea un par de alas para que yo eche a volar...




Estreno mis alas y mi salud - antes quebrada- mejora de día en día y hace más llevaderas las dificultades. Algunas personas me confían el encargo de elaborar sus mandalas personales.
También surge la oportunidad de ofrecer algún taller para que otras personas igualmente puedan descubrir los saludables beneficios de crear y colorear mandalas.

Y todo eso es, sin duda, parte de los resultados que, de algún modo, como una magia divina, provocan esas preciosas alas.



Este es el mandala que he canalizado para Malvi. Contiene las radiaciones siete y once.
En el centro lleva la flor estrella de siete puntas que también fecunda la magia divina.
Alrededor once figuras de movimiento con once diminutas esferas verdes sanadoras.
Aquí sería a la propia Malvi a quien correspondería contar su parte y versión de esta historia...

Lo que yo sé es, por ejemplo, que ahora tiene una nueva pareja y que es un "chico-once" por su energía personal y particular.
Ha encontrado una persona respetuosa, amorosa y muy especial. ¡Ambos lo son! Y a mí me agrada creer que el mandala que hice ha podido ayudar o favorecer el maravilloso encuentro entre esas dos bellas almas.

Malvi y yo juntas disfrutamos mucho compartiendo dones y bendiciones. Generosamente ella me da permiso para compartir su mandala con otras gentes. Por eso me animo a preparar esta plantilla (de "su" mandala personal) para que otras personas puedan explorarlo y reinterpretarlo:






El título para el mandala como para la plantilla es:
"Creando alas".
La intención es que ayude a desplegar las alas del alma al encuentro con el Ser.

Al cabo de un cierto tiempo de publicar esta y otras plantillas en este mismo blog, una linda persona, desde Argentina, me escribe comunicando que ha probado a imprimir una de mis plantillas que ella ha coloreado a su modo y me adjunta el resultado.
Helo aquí:




Esta es la versión del mandala "Creando alas" coloreado por Claudia Melli,
que ha tenido la gentileza de enviarme la imagen.

GRACIAS Malvi, GRACIAS Claudia, GRACIAS a todas las personas que participais en la rueda de AMOR y energía linda y vibrante de los MANDALAS.

Ahora os invito a que os animéis a crear vuestros propios mandalas o a colorear alguno de los que ya hay hechos y... ¡a desplegar vuestras alas!


Maiteresa Mandalita
http://mandalasparavivir.blogspot.com

miércoles, 2 de diciembre de 2009

MI PRIMER VUELO


Fue un regalo sorprendente. En Almeida, Zamora, 24 de marzo del 2008, cumplo siete años de mi renacer en la octava isla habitada canaria (Graciosa). Abro una preciosa caja… y a ahí están, maravillosas, coloridas, inimitables alas. Gracias Mar, eres un ángel, y sabes que los demás también lo somos, y que podemos volar….

Al día siguiente por la mañana decido estrenarlas. Es temprano, amaneciendo y la primavera fresca ya esta en el valle. Como cada mañana salgo a correr campo a través. Esa mañana me visto de gala, me acoplo mis nuevas alas. Allá que voy aleteando a la brisa y al sol por el valle. Feliz… no me ha visto nadie salir y aquí no hay vecinos curiosos, sólo campo. Me he alejado de la casa unos 800 metros cuando viene directo sobre mí, que alocorro, una rapaz. Hum?! Que atrevida me digo! Es un Milano Real, se para sobre mi y me sigue!! Increíble! La miro de reojo, a baja altura en el cielo… y me sigue!... y poco a poco me entra un inconcebible miedo, totalmente real. Soy una mariposa en su primer vuelo y ese águila se interesa por mi. Siento que me quiere comer, y aterrado me dirijo a un bosquecillo de encinas, donde me refugio y detengo.

Observo la rapaz que me vigila, en la vertical de mi escondite. Respiro. Decido cruzar al otro lado del valle. Salgo a terreno abierto. Increíble!!! Tengo al Milano sobre mi otra vez al instante… a baja altura y persiguiéndome!!! Corro cuanto puedo. Me vuelvo a refugiar entre encinas al otro lado del valle. Me doy cuenta que estoy en su territorio de cría, sé que soy una mariposa, pero ya crecida y valiente… y cuando salgo de mi escondite, a pecho descubierto, sintiéndome Rey de Mariposas, la rapaz viene, me observa y se aleja. Hum!!. Ya relajado, reinicio la carrera, todo chulo yo, con mis alas, sintiéndome ahora como un Superhéroe silvestre. Y Huaaa!!! Pedazo salto que doy y susto que me llevo! De una carrasca junto a mí, surge con estruendo una enorme jabalina oscura, que huye. Pero su presencia es como de comic. Y lo asombroso, es que todo el bosque y el terreno que recorro, me parece nuevo, lo recorro cada día, pero ninguno me ha parecido encantado como este.

Extiendo mis alas al sol y al viento, no salgo de mi asombro de su poderío!!... Qué extraordinarias alas, que extraordinario comprobar que el cambio corre paralelo a nosotros. Que si nosotros cambiamos, toda la Realidad que nos rodea nos acompaña.
Gracias Malvi por tu hacer sagrado.


Nota final: Correteo cada día sin alas y puedo asegurar que nunca antes ni después he tenido unos encuentros con animales tales. Aleteo otros días pero ninguno como el primer vuelo. Creo que todo el valle se asombro de verme.

Fdo. Antonio Acha
Primer hombre alado después de Ícaro.